Fue en horas de la madrugada en San Juan. Son tres jugadores de voley de Huazihul. Dolor en las redes.


Un accidente fatal, en horas de la madrugada de este viernes, se cobró la vida de tres jóvenes sanjuaninos que venían de jugar a la pelota. Se trata de Jonathan Burgos, Miguel Angel Rivas y Alejandro Nieto Paratore, tres chicos que jugaban al voley en el club Huazihul, en Rivadavia, una localidad de San Juan. Si bien en un primer momento se barajó la hipótesis de que eran futbolistas, ahora se supo que los chicos venían de un partido de fútbol pero que, en realidad, su deporte era el voley.

En las redes sociales se multiplicaron los mensajes de condolencias para los tres deportistas y el club del cual formaban parte publicó un emotivo mensaje para despedirlos. “Con el alma y el corazón en pedazos, lamentablemente tenemos que despedir a tres compañeros y amigos que fallecieron en un accidente”, escribieron desde Huazihul en su perfil de Facebook.

Los tres jóvenes viajaban en un Fiat Palio cuando, cerca de las cuatro de la madrugada, perdieron el control del vehículo, dieron varios tumbos y se estrellaron de lleno contra un árbol de gran porte que estaba al costado de la calle Benavídez, por donde ellos circulaban hacia el oeste. El fatal accidente fue justo frente al Servicio Penitenciario Provincial pero no habría testigos presenciales del hecho. Es por esto que, ahora los investigadores buscan saber qué fue lo que pasó para que los chicos perdieran el control del vehículo.

Por la violencia del impacto el automóvil quedó completamente destrozado y Bomberos de la Policía de San Juan tuvo que intervenir para sacar los cuerpos que quedaron atrapados entre las chapas. En las redes sociales amigos, familiares y compañeros del club de los jugadores no dudaron en expresar su dolor. “Ya volveremos a jugar al voley en otro lado”, los despidieron desde Huazihul. 





Comentarios