Se trata del caso de San Juan. El preceptor está acusado de pedirle favores sexuales a las alumnas. Él lo desmiente.


Javier Tejada es el preceptor sanjuanino del que todos hablan. Es que está cada vez más complicado luego de que aparecieran mensajes de whats app donde él le ofrece a una alumna cambiarle las notas o perdonarle faltas si ella accede a tener relaciones sexuales con él. La menor, de 15 años, acusó a Tejada con su madre y juntas fueron al Centro de Abrodaje Integral de Niños Víctimas y radicaron la denuncia. Ahora, la defensa del preceptor insiste en que le tendieron una cama y que, en realidad, él era novio de la madre de la víctima.

Así lo aseguró a Tiempo de San Juan, la abogada Filomena Noriega, quien representa legalmente a Tejada. Según la estrategia de defensa que trazaron con Tejada, el preceptor asegura que mantenía una relación extramatrimonial con la madre de la menor y que la mujer usaba el celular de su hija para comunicarse con él. “Es por eso que en los mensajes que se presentaron en la Justicia no hay correlación entre ellos”, manifestó la abogada al diario local.

El relato del preceptor indica que la madre de la niña quiere vengarse y que por eso le tendieron una “cama”. Cabe descatar, sin embargo, que tras la primer denuncia apareció una segunda adolescente que dice haber sido abusada por Tejada. La menor, de 17 años, sostiene que limpiaba en la casa del hombre y que él intentó manosearla uno de los días que fue a trabajar. Ahora, resta esperar que Tejada se presente a declarar al Segundo Juzgado de Instrucción, del juez Pablo Flores, para dar su versión de los hechos.






Comentarios