La víctima es un comerciante sanjuanino. Los ladrones se llevaron dinero, televisores y hasta mercadería de su mercería.


Darío Palavesino (47) y su familia fueron sorprendidos por dos ladrones cuando estaban por empezar a cenar, en su vivienda del departamento Santa Lucía. Los delincuentes, armados, ingresaron por la puerta, los obligaron a tirarse al piso y luego los maniataron con pañuelos. Luego escaparon con dinero en efectivo, herramientas de trabajo, electrodomésticos y hasta mercadería de la mercería que la familia abrió hace apenas un año para tener otro dinero extra.

Según publicó Diario de Cuyo, todo ocurrió alrededor de las 21:30 del lunes, cuando el hombre cerró su pequeña mercería ubicada en su casa de calle Richet al oeste de calle Quintana, en el barrio Colonia Richet Zapata. Estaba sentado en la mesa con su esposa, Silvana Villanueva, y sus hijos de 18 y 16 años cuando fueron atacados por los malhechores. “Fue una pesadilla, mientras uno nos vigilaba encañonándonos el otro revisaba todo. Les dije que se llevaran todo lo que había“, explicó Darío.

En apenas una hora los delincuentes se alzaron con un jugoso botín: un televisor 55 pulgadas, una notebook, tres celulares y una Play Station 3, además de una amoladora, un taladro agujereador, un destornillador eléctrico, mercadería del negocio y $14.000 en efectivo. Los sujetos cargaron todo en bolsas de residuos y escaparon en el auto de un cómplice, que los esperaba afuera de la vivienda.

La víctima contó que es el cuarto robo que sufre en los últimos años y ya había previsto tener algo de plata para darles a los ladrones con tal de que se vayan. “Tenía miedo de que esto llegara a pasar de nuevo y con nosotros adentro, por eso guardé algo de plata por si nos robaban. Estoy harto. No sé si voy a seguir“, dijo resignado.






Comentarios