Se trata de Daniel Zamora, quien corrió la última Vuelta a San Juan, no podrá competir hasta el 2023. 


La Comisión Antidopaje de la UCI (Unión Ciclista Internacional) suspendió por cuatro años a Daniel Zamora, un ciclista de San Juan, que corría en la Agrupación Virgen de Fátima. Así lo aseguró Diario de Cuyo, que informó que la decisión de la UCI se fundamentó en los “valores elevados” de EPO (eritropoyetina), que se encontraron en la orina de Zamora

La EPO es una hormona que produce el riñón y su objetivo es mantener constante la concentración de glóbulos rojos en la sangre. Así, al aumentar la cantidad de glóbulos rojos, se facilita el intercambio de oxígeno y todos los procesos que tienen que ver con la formación de energía por vía aeróbica. Lo prohibido es el uso indiscriminado de esta horomona sintetizada que “apunta a mejorar las valencias físicas”, detalló el medio local. 

Zamora, de 32 años, corrió la última Vuelta a San Juan y fue suspendido hasta el 29 de enero, del 2023, por cuatro años. Además fue desafectado del equipo continental del que formaba parte y no podrá volver a competir oficialmente, hasta que finalice sus suspensión.  

Con Zamora, los sancionados en las tres ediciones internacionales de la Vuelta Internacional a San Juan, son cuatro: Gonzalo Najar que corría en el SEP, San Juan; Ezequiel Falón, de la Municipalidad de Rawson; y el uruguayo Ignacio Maldonado, de la selección de su país.  Hay un ciclista más suspendido y se trata de Gastón  Javier, quien está inhibido por su examen positivo en Anabolizantes Androgénicos de esteroides. Sin embargo, en este último caso, su equipo defiende al competidor porque asegura que esas sustancias fueron generadas naturalmente por el cuerpo del ciclista.  






Comentarios