En San Juan la Justicia investiga a la mamá de una bebé de 3 meses que llegó muy grave al Hospital.


Este miércoles por la mañana ingresó al Hospital Marcial Quiroga una bebé que, según la Policía, llegó en grave estado, con dos fracturas de cráneo y otra en el húmero. Mientras los investigadores sospechan de la madre de la bebé de 3 meses, su padre desmintió todo y dijo que en el nosocomio “se confundieron de radiografía”.

Así lo aseguró el joven, identificado como Facundo, a Diario de Cuyo. “La bebé está bien, no tiene nada de lo que se dijo, sólo un chichoncito en la cabeza”, aseguró el papá de 21 años. La madre de la bebé, identificada como María Órdenes, es sobre la que recayeron las sospechas de la Policía, pero su pareja la defiende. “Lo que pasó fue que cuando la sumergió en la bañera, por el reflejo del contacto con el agua la bebé se movió, sacudió la cabeza y ahí se pegó contra un costado de la bañera y con la pared”, explicó Facundo.

El joven dice que la niña sólo tiene un chichón y que no está grave como aseguran desde la Policía.  Es que fuentes policiales sostienen que la bebé presenta dos fracturas en el cráneo (una en el parietal izquierdo y otra en el hueso occipital de ese costado) y una tercera en el húmero del brazo derecho. Los padres de la nena son estudiantes de Educación Física y la bebé es la única hija que tienen. Los tres, viven en la casa de los padres de la chica, en Rivadavia.

“Todo fue por un error de una médica que dijo que tenía las quebraduras, pero después nos dijeron que no era la placa de ella. A esa doctora después no la vimos más”, detalló Facundo. Además relató que la nena está despierta, juega y le dan de mamar por lo que no está grave como trascendió desde la Policía. Mientras tanto, el juez espera los resultados del médico legista para saber si los golpes de la niña fueron algo accidental o se pudo haber tratado de una golpiza.






Comentarios