La pelea entre los internos ocurrió este lunes en horas de la tarde. Los presos se pelearon con "facas tumberas".


Este lunes se desató la guerra en el Servicio Penitenciario Provincial de San Juan. Es que tres internos se trenzaron en una violenta pelea que terminó con uno de ellos muy grave, peleando por su vida en el Hospital Marcial Quiroga, ubicado en la localidad de Rivadavia. Según informó Diario de Cuyo, la gresca comenzó cerca de las 17 horas en el Pabellón II Sector I de la cárcel sanjuanina. Ahí, por motivos que aún se investigan, los tres internos iniciaron una pelea en la que usaron “facas tumberas” fabricadas por ellos mismos adentro del Penal. Dos de los internos terminaron con traumatismos de cráneo y heridas cortopunzantes en todo el cuerpo. El que se llevó la peor parte fue el tercer herido, que se encuentra en grave estado con una puñalda en el pecho.

Las “facas” hechas con empuñaduras de hierro y mangos de trapo fueron las protagonistas de la violenta gresca que, según fuentes penitenciarias, se debió a “cuestiones internas de presos”. El diario local describió la escena como una “batalla de sangre”, muy lejos de las peleas que regularmente suele haber dentro del Penal. “La escena dejaba ver en paredes, pisos y ropa de los involucrados, la saña con la que actuaron los reos”, publicó el medio sanjuanino.

El herido que está más grave es Roberto Báez, de 26 años, es él quien tiene la herida en el pecho, abierta, porque la faca llegó al corazón y está en el Marcial Quiroga internado. Los otros dos detenidos, involucrados en la pelea, no tienen heridas de gravedad. Se trata de Ángel de Jesús Saez, de 30 años,  y Juan Carrizo, de 27. Ellos tienen golpes en la cabeza y heridas en todo el cuerpo pero su vida no corre peligro por lo que fueron llevados al Hospital Guillermo Rawson, en la Capital de San Juan.






Comentarios