Bajo las órdenes de Rubén Forestello, San Martín comenzó con los trabajos con el objetivo de regresar a la Superliga.


En cancha auxiliar del estadio Hilario Sánchez, San Martín de San Juan dio inicio a la pretemporada de cara al torneo de la B Nacional. Al primer día asistieron 23 jugadores, entre ellos los 5 refuerzos que llegaron en los últimos días y forman parte del modelo 2019/2020 que buscará retornar a la Superliga lo más rápido posible. Rubén Forestello, el DT, recibió a cada uno de los futbolistas con un apretón de mano y una sonrisa.

El entrenamiento comenzó con un extensa charla, sobre todo, para darle la bienvenida a las “caras” nuevas: Maximiliano Martínez (ex San Martín de Tucumán) y Nicolás Herranz (ex Olimpo); los volantes Nicolás Bertocchi (ex Patronato) y Cristian Barinaga (ex Agropecuario); y el delantero Ezequiel Vidal (ex Olimpo). Todos pasaron por el tradicional túnel armados por los jugadores que estuvieron en la pasada temporada. Después, llegó el turno de la entrada de calor que incluyó enlongación y trote alrededor de la cancha.

Durante la primera práctica los jugadores realizaron trabajos físicos y tuvieron una charla con el entrenador.

Además de los refuerzos, estuvieron presentes los “históricos” como Luis Ardente, Leonardo Corti, Francisco Mattia y Marcos Gelabert. Además hubo tres sanjuaninos, todos surgidos de la cantera del Verdinegro: Matías Giménez, Francisco Álvarez y Nicolás Pelaitay. También participaron de la práctica el colombiano Humberto Osorio, Martín Bravo, Matías Fissore, Matías Sánchez, Pablo Palacios Alvarenga y Gonzalo Prosperi.

Los que faltaron a la práctica poniendo en duda su continuidad fueron Mauro Bogado, y Gustavo Villarruel.






Comentarios