Jeremías tenía 6 meses de vida cuando el fuego consumió la humilde vivienda donde vivía junto a su mamá y abuela.


Mientras su mamá lavaba ropa en el fondo de su casa, un pequeño de apenas 6 meses quedó atrapado en un brutal incendio. Las llamas se apoderaron de la vivienda a causa de los combustibles y artículos de limpieza que vendía la familia, y si bien Jeremías Frías, de solo 6 meses, fue rescatado por su tío de apenas 14 años, su situación era crítica. Este domingo el pequeño no resistió y falleció.

Todo ocurrió el sábado en la tarde en una humilde casa ubicada en Calle 17, en el departamento Pocito. Allí vive Flabia junto a sus tres hijos, entre ellos Micaela de 19 años, mamá de Jeremías. Si bien el incendio, según bomberos, fue provocado por un cortocircuito, los productos de limpieza y combustible que había en el lugar sirvieron para hacer incontrolables las llamas.

Así quedó la vivienda tras el feroz incendio.

Cuando el fuego se desató, Jeremías estaba durmiendo en la única habitación de adobe y techo de caña y palo que hay en la propiedad. Su tío, quien estaba en la casa de un vecino, a pocos metros, en medio de la desesperante situación logró sacar al bebé de aquel infierno. Ambos salieron con vida, pero fueron internados en el Hospital Rawson con serias quemaduras e intoxicación.

Cuando llegamos en un auto que nos trajo al hospital nos dijeron que teníamos que esperar nomás porque tenía muy quemadas las vías respiratorias y estaba muy quemado. Esto es muy doloroso, murió hoy (por ayer) a las 11,15“, dijo Flabia Pérez, abuela del bebé, quebrada por el dolor, a Diario de Cuyo.






Comentarios