Ocurrió en San Juan. Los vieron en actitud sospechosa, los detuvieron y en su casa encontraon el invernadero.


Un policía de San Juan y un penitenciario del Servicio Penitenciario Provincial, fueron detenidos, este domingo, despertando la sorpresa de toda la Fuerza de Seguridad. Es que, ambos, tenían un invernadero adentro de su casa con más de 10 plantas de marihuana en el departamento que compartían. Ahora investigan si el penitenciario le vendía droga a los internos del Penal de Chimbas.

Todo comenzó cuando un patrullero que hacía sus recorridas de rutina los vio caminando en actitud sospechosa por la zona del barrio Manantiales, en Trinidad, en la Capital de San Juan. Según publicó el diario Tiempo de San Juan, los dos iban de civil y la patrulla que los divisó no sabía que se trataba de un policía y un penitenciario. Con ellos, llevaban una planta de marihuana y al momento de revisar su domicilio, los uniformados encontraron diez plantas más.

Según el diario local, los dos compartían un departamento en el mencionado consorcio y tenían, en su interior, un pequeño invernadero con luces y plantas de distintos tamaños. Ninguno de los dos tenía su arma al ser detenidos pero cuando averiguaron se dieron cuenta de que se trataba de dos hombres de las Fuerzas de Seguridad provinciales.  Los efectivos fueron identificados, por la Policía, como Javier Martínez del Servicio Penitenciario Provincial, y José Martínez quien cumplía funciones en la Comisaría 34.

Los dos uniformados fueron detenidos y ahora la Policía investiga si se dedicaban a la venta de estupefacientes en la zona o si también lo hacían ingresando droga al Servicio Penitenciario Provincial. Las plantas fueron decomisadas y se continúa con la investigación.






Comentarios