Fue en San Juan. Un amigo de la víctima fue detenido y confesó el crimen. 


El mismo día en el que estaba cumpliendo 17 años un joven sanjuanino, identificado como Lucas Ezequiel Castro, fue asesinado de una puñalada en medio de una fuerte pelea por la posesión de una moto que había robado junto a otros tres amigos. Uno de ellos, Enzo Javier “Pelado” Quiroga, confesó ser el asesino y se encuentra a disposición de la Justicia. Todo ocurrió en la mañana del domingo, en el Barrio 7 Conjunto 2, en Chimbas.

Castro y Quiroga se conocían muy bien. Sin embargo, aquella supuesta amistad terminó ayer, cuando se juntaron a beber alcohol junto a otros sujetos en la vereda de una vivienda del barrio. La reunión llevaba varias horas, pero cerca del mediodía los jóvenes se desconocieron e iniciaron una discusión que terminó con un cuchillazo en el pecho de uno de ellos. Los investigadores creen que peleaban por una moto que habían robado esa misma noche.

La familia del joven asesinado reclama Justicia.

El menor corrió a pedir ayuda a su casa y un tío lo llevó en vehículo hasta la subcomisaría Cipolletti, donde solicitaron asistencia médica de urgencia. Sin embargo no resistió y falleció cuando iba a ser trasladado al hospital. “Yo le decía que no se metiera en problemas, que no anduviera con malas juntas. Andaba por mal camino pero igual merece justicia. El que lo hizo mató a un niño, se merece un duro castigo“, se lamentó el padre de la víctima, Sergio Castro.

El autor del homicidio fue hallado horas después en el Barrio Valle Grande, en Rawson. Según publicó Diario de Cuyo, cuando lo apresaron tenía en su poder una punta (de todas formas creen que mató con un cuchillo tipo Tramontina) y sus prendas manchadas con sangre.

El chico falleció en la puerta de una subcomisaría.






Comentarios