Lo acusan de llevar engañada a la madre de su hijo a una zona rural de San Juan y abusar de ella.


En San Juan, un joven de apenas 18 años (no se publica su identidad para resguardar a la víctima) fue procesado por un grave delito que puede costarle hasta 15 años de cárcel. Alberto Benito Ortiz, del Primera Juzgado de Instrucción, lo procesó por abuso sexual con acceso carnal y lo envió al Servicio Penitenciario de Chimbas. El aberrante abuso ocurrió a fines de agosto de 2018.

El muchacho no sólo fue su novio durante tres años, sino que además es el papá de su hijo. Sin embargo, cuando pasó el terrible hecho, estaban separados y sólo se frecuentaban por el niño. Justamente en uno de esos encuentros, según el testimonio de la víctima, el imputado le pidió que lo acompañara a comprar pero terminó llevándola a una zona desierta de 9 de Julio. En el predio, el sujeto le sacó el pantalón a la fuerza e intentó tener sexo con ella. Pero como la víctima se resistió, la tomó del cuello y la obligó a practicarle sexo oral.

Durante días la joven ocultó el terrible episodio que vivió a manos de su ex pareja, hasta que se animó a contarle a su madre sobre el abuso sexual y, juntas, hicieron la denuncia en el Centro ANIVI. Según publicó el diario digital Tiempo de San Juan, en su declaración la adolescente contó que el papá de su hijo la golpeaba y que anteriormente ya la había obligado a tener sexo.

Las pericias psicológicas demostraron que la chica dijo la verdad. Y el examen realizado al acusado indicó que este siempre llevó una relación violenta y cargada por los celos. Para el juez Benito Ortíz las pruebas fueron suficientes para ordenar su procesamiento y traslado al Penal de Chimbas.






Comentarios