Lo hizo en medio de la inspección ocular que realizaron en el parque de diversiones que funcionaba en San juan.


Este miércoles finalmente se dio comienzo a la pericia en el “Discovery”, el juego que tuvo a unas 30 personas suspendidas a más de 20 metros de altura en un parque de diversiones de San Juan. Profesionales de la Universidad Nacional llevaron a cabo una inspección ocular para determinar cuál fue la falla que provocó que la máquina dejara de funcionar y generara pánico durante más de cinco horas. Quien estuvo presente durante el control fue Alfredo Rodríguez, mendocino y propietario del Hollywood Park, quien por primera vez habló de aquella terrorífica noche.

“Creo que fue un problema mecánico, la falla ha sido en un motorreductor, el día viernes se determinará a ciencia cierta. Pero para mí creencia fue ese motor, hasta que no se termine de periciar no se determinará qué fue lo que pasó. El montaje del juego fue correcto, es una falla de material para mí, cuando extirpemos todas las partes del juego lo sabremos”, explicó en diálogo con Canal 13.

Rodríguez, propietario del parque de diversiones.

Rodríguez pidió “disculpas” y contó que intentó comunicarse con las personas que estuvieron involucrados en el incidente pero no tuvo respuestas. Fue algo fortuito. Estuve muy preocupado por la gente que pasó este momento ingrato. De hecho, traté de llegar a los afectados y no respondieron. Hoy estoy a disposición de la Justicia.”, agregó.

El propietario también se mostró preocupado porque el parque de diversiones está clausurado, las máquinas continúan en el predio del Hipódromo de Rivadavia y hay unas 27 familias que se quedaron sin trabajo: “He pedido a la Justicia que se me permita desmontar los otros juegos, tengo 27 familias a mi cargo”.

Bomberos y personal policial también participaron de la inspección ocular.

Actualmente el caso está en etapa de investigación. Este viernes se realizará una nueva pericia, esta vez será mecánica: se desmontará el juego para realizar la evaluación pertinente. Carlos Alberto Lima, subrogante en el juzgado, ordenó custodiar el juego para conservar las pruebas intactas hasta desensamblar el Discovery.






Comentarios