El sanjuanino responsabilizó por los incidentes a Roberto Vallejo, quien también es jugador y presidente de Victoria.


Sigue el escándalo por la paliza que recibieron jugadores y cuerpo técnico del Peñarol en un partido que disputaron en San Luis por la semifinal del Torneo Regional Amateur. Quien realizó un fuerte descargo tras los incidentes fue el entrenador del conjunto sanjuanino, Cristian Bove, quien apuntó contra Roberto Vallejo. Se trata de un Comisario Mayor y jefe de la custodia del gobernador de la provincia, Alberto Rodríguez Saá, que además es entrenador y jugador del Club Sporting Victoria.

El principal y único responsable de lo sucedido es Vallejo. Nosotros sufrimos agresiones desde que llegamos a San Luis. Íbamos a hospedarnos en el hotel del velódromo provincial pero antes de viajar nos informaron del ataque al colectivo que habían planeado. Por eso decidimos quedarnos en un complejo de cabañas en Potrero de los Funes“, señaló Bove a Diario de Cuyo.

El entrenador contó que los incidentes iniciaron horas antes de disputar al partido con Victoria, cuando concentraban y descansaban en la provincia vecina. Hubo bombas de estruendo y piedrazos al complejo y colectivo que había trasladado al plantel desde San Juan a San Luis. De hecho, para distraer la atención de los hinchas y evitar mayores agresiones viajaron a la cancha en taxi.

Los jugadores de Peñarol de San Juan escapan de las agresiones por parte de futbolistas e hinchas de Sporting Victoria de San Luis.

En el estadio puntano, según Bove, la “pesadilla” continuó: “En la cancha la violencia aumentó cuando el árbitro determinó que las garantías de seguridad no estaban dadas y suspendió el partido. Bustamante (jugador de Victoria) me preguntó, en un tono prepotente, ‘¿a dónde vas?’. Yo le contesté que a los vestuarios por pedido del árbitro y me tiró un puñetazo. Yo me defendí”.

Y agregó: “Tuvimos que saltar el alambrado con púas, la pared del club y nos encontramos acorralados en un descampado que daba a una avenida. Hasta los vecinos nos apedrearon”.

Tanto jugadores como cuerpo técnico y dirigentes fueron trasladados en combis de la Fuerza hasta la terminal, donde aguardaba el colectivo que los llevó de vuelta a la provincia sanjuanina.






Comentarios