María Laura Ferreyra sufrió traumatismo de cráneo luego de caer de la moto cuando un ladrón le quiso sacar la cartera.


El pasado 25 de octubre, María Laura Ferreyra (42) fue víctima de la inseguridad. Iba en moto por las calles de San Francisco cuando un ladrón intentó arrebatarle la cartera. Debido a la brutalidad, cayó y golpeó su cabeza contra el suelo.

Fue trasladada en grave estado al hospital local y luego derivada a Córdoba al Sanatorio Allende. Sufrió traumatismo de cráneo, fisura en el oídio y sangrado en el cerebro. Fue operada inmediatamente, pero su cuerpo rechazó los medicamentos y le produjo hipertensión cerebral y un nuevo coágulo dejándola en estado vegetativo.

“Dios iba a hacer un milagro por ella”.  Estuvo al borde de la muerte. Pero un mes después, un milagro le devolvió la vida. María Laura despertó del coma: empezó a mover los brazos, abrió sus ojos y comenzó a tener respuestas neurológicas.

Los médicos no encuentran explicación para su recuperación. En un principio, se dirigieron a la familia para realizar una posible donación de órganos. También había posibilidades de que entrara en muerte cerebral, ya que el daño era irreversible. “Esas palabras fueron durísimas”, expresó su marido Martín Delgado a Telenoche.

Él se negó completamente a la donación de órganos y prefirió esperar. Tenía fe, estaba seguro que su mujer y madre de sus dos hijas iba a despertar. “Si hay un Dios que te da vida, hay un Dios que te la quita. Yo no era quién para decidirlo”, manifestó. “Dios iba a hacer un milagro por ella”, indicó.


En esta nota:

Titulares Milagro Robo


Comentarios