El dato proviene de Caritas Arquidiocesana sobre la base de un relevamiento realizado a través de la Cooperativa La Virgencita. Muchos jóvenes se incorporaron en los últimos tiempos.


En la Cooperativa La Virgencita de barrio Parque de San Francisco aseguran que hay un incremento de personas que comenzaron a dedicarse al “cartoneo” para paliar la crisis.

“Debemos estar en unas 25 o 30 personas que vienen a vendernos cartones y papeles. A finales del año pasado hicimos un relevamiento y detectamos que había entre 65 y 70 familias que vivían del cirujeo en San Francisco”, comentó Emilio Amé, director de Cáritas Diocesana San Francisco al sitio El Periódico.com

En este sentido Marcelo Suppo, integrante de la organización educativa y solidaria, sostiene que parte del incremento se debe a las caídas de las “changas” en los barrios.

En San Francisco preocupa cada vez más la cantidad de personas que se dedican a recolectar cartones. (Gentileza El Periódico)

Unos 10 jóvenes que asisten al Hogar de Cristo de Cáritas, espacio para adictos en recuperación, se sumaron a la cooperativa y salen a juntar cartones y otros residuos para ganar su propio sustento.

“Para ellos es una posibilidad de un ingreso, una salida laboral. Lo que vamos buscando es hacerles un monotributo social, para que ellos puedan comenzar a tener una obra social primero y, dependiendo del esfuerzo, se busca que obtengan su monotributo común, donde ya se realiza un trabajo de inclusión”, destaca Amé.

“Generalmente los jueves hay es un desfile de bicicletas y muchos de los pibes juntan y vienen con bolsones porque no tienen carritos”, agrega.

Cartoneros

“Un día normal juntás de 60 a 70 kilos. El día que no hay cartón, por ahí encontrás algún motor, cobre, no le hago asco a nada. Sea chapa, hierro o vidrio, todo lo que se pueda vender hay que juntarlo”, expresa.

En un buen día de acopio, con unos 60 kilos de cartón, una persona puede ganar unos 250 pesos, aproximadamente.






Comentarios