La situación epidemiológica de Salta respecto a la cifra de niños contagiados con COVID-19 parece ser alentadora. En el Hospital Público Materno Infantil de la capital hay tres menores internados con síntomas compatibles al virus, sin embargo sólo uno está confirmado.

El menor tiene tres años y está internado en el hospital desde la semana pasada, además cumple tratamiento para neumonía en una sala de internación común, aislado, y su estado no reviste gravedad, según confirmaron desde el Materno Infantil a El Tribuno. Los otros dos chicos, cuyos casos son sospechosos, ingresaron el fin de semana pasado y se espera el resultado de los PCR para descartar o confirmar COVID-19.

La población pediátrica tiene el beneficio de alguna protección. Por la edad hay baja transmisibilidad, baja capacidad de enfermar, quienes tienen riesgos son los niños con comorbilidades, patologías crónicas. En ellos un cuadro de COVID-19 puede incrementar complicaciones”, señaló el director de Gestión Clínica Pediátrica del hospital público Materno Infantil, Eduardo Calvo, a El Tribuno.

Por otro lado, el especialista se refirió a las clases y destacó que los establecimientos educativos no son focos de contagio. “Esto ocurre a partir de un adulto que está enfermo y que transmite la enfermedad”, remarcó y pidió a los padres que si llegan a notar algún síntoma compatible con coronavirus en sus hijos actúen a tiempo y no los envían a la escuela.