Con tan solo 17 años, Joel Salva es un boxeador que proviene del barrio Sivero, en la localidad de Cerrillos de Salta. Su padre y entrenador Juan Eduardo, de 47 años, lo describe como alguien alegre y responsable, y el próximo 12 de julio representará a la Argentina en los Juegos Panamericanos, que se celebrarán en México.

Joel tiene una larga trayectoria sobre el ring a pesar de su corta edad: cuenta con 20 victorias en Salta, y otras 15 en distintas provincias. Además, recibió la medalla de oro en los Juegos Nacionales Evita 2019 en Mar del Plata, y ganó los interprovinciales de Jujuy en el 2020. Está cursando el último año del secundario en el colegio Dr. Miguel Aráoz, y se dedica tanto a estudiar como a entrenar, desde la mañana a la tarde.

Joel tiene 17 años y representará al país en los Juegos Panamericanos en México.El Tribuno

Como cuenta en diálogo con El Tribuno, Joel sostiene que tanto su dedicación como el apoyo familiar fueron fundamentales para su crecimiento en el boxeo, su pasión. Todo su barrio está entusiasmado por el avance en su carrera, lo que se ve en la venta de empanadas que organizaron para recaudar fondos que solventen los gastos en su estadía en México. Los pasajes los cubre la Nación a través de la Federación Argentina de Box, pero necesita dinero para los demás gastos.

El joven cerrillano está emocionado por crear su propia historia, y sostiene que llegar a los Juegos Panamericanos es una primera gran victoria. Sería un sueño hecho realidad conseguir algún logro en la competencia, para lo que se siente física y mentalmente preparado. Joel está en el límite de su categoría, por pesar 69 kilos. Tiene una buena altura de 1,75 m, y un gran potencial gracias a su golpe potente.

Joel tiene 17 años y representará al país en los Juegos Panamericanos en México.El Tribuno

El lunes 21 de junio viajará a Buenos Aires para entrenar con el seleccionado nacional y concentrarse en la competencia. El equipo viajará el 7 de julio a México, donde seguirán entrenando hasta el 12, día donde dan inicio los Juegos Panamericanos.

El padre de Joel, Juan Eduardo también fue un boxeador amateur reconocido en el pueblo, y tanto él como su mujer Ester se esfuerzan para que su hijo cumpla sus sueños. Joel es el menor de 8 hermanos, y tiene una vida marcada por el deporte, donde no sale demasiado y se enfoca principalmente en su entrenamiento. Según Juan Eduardo, muchos chicos en condiciones no pudieron cumplir sus metas por la falta de apoyo de sus familias.