Las imputaciones recayeron sobre Osvaldo Esteban Gil, de 21 años; Cristian Ramiro Renfijes, de 29; Facundo Ariel Liendro, de 21 y José Exequiel Liendro, de 19.

Del decreto de imputación, surgió que los sindicados, empleados de una empresa tercerizada, utilizaron una camioneta Ford Ranger de esa compañía para dirigirse a la esquina de las calles Santiago del Estero y Balcarce, de la Ciudad de Salta, donde se apoderaron ilegítimamente del cable del alumbrado de la zona y causaron una explosión que dejó sin electricidad a los vecinos.

Las actuaciones de UNICROH iniciaron tras la denuncia radicada por un supervisor de Edesa, en la que expresó que el 18 de marzo, cerca de las 15:40, fue recibido el reclamo de un comerciante, quien indicó que en calle Santiago del Estero al 700, observó una camioneta Ford Ranger doble cabina color gris, de la que se bajaron cuatro personas que dejaron sin luz a su local comercial.

Robaban cables de electricidad dejando sin luz a los vecinos(Policía de Salta)

El supervisor se dirigió al lugar y se entrevistó con el alertante, quien le expresó que la camioneta en cuestión tenía dos escaleras, con logos laterales que no pudo distinguir. Sostuvo que hubo una fuerte explosión, por lo que salió a la calle y pudo ver que estas personas recogieron el cable y se fueron.

El denunciante pudo corroborar la sustracción de cable de cobre de 35 milímetros de espesor y de unos 30 metros de largo, valuado en $15.000. Remarcó que los causantes debían tener experiencia, porque el cable tenía tensión, por lo que seguramente provocaron un arco con explosión y la consecuente quema del fusible del trasformador.

Tareas investigativas permitieron la identificación y posterior detención de los acusados, mientras que distintos allanamientos en sus domicilios permitieron el secuestro de vestimenta de trabajo, herramientas y materiales utilizados por los imputados para cometer el ilícito.