La Iglesia salteña aclara que la celebración que los salteños católicos vivirán el próximo 15 de septiembre no será un procesión sino que las imágenes de la Virgen y el Señor del Milagro recorrerán las calles de la ciudad sin fieles a su alrededor.

El padre Daniel Ochoa, vocero de la Catedral Basílica de Salta, aclaró que no se trata de una procesión, debido a que se define este acto cuando el santo sale de la iglesia y recorre las calles acompañado de fieles, cuestión que no sucederá en esta ocasión debido a la pandemia del coronavirus.

El sacerdote señaló que solo se realizará el recorrido de las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro, hasta el Monumento 20 de Febrero, y que se permitirá en algunas esquinas la concentración de algunos fieles en burbujas. Posteriormente se cumplirá con la renovación del pacto de fe.

Consultado acerca de la cantidad de fieles que podrían intentar acompañar las imágenes, Ochoa resaltó que desde la Arquidiócesis no alientan a los fieles a que se aglomeren en las esquinas, y recomiendan seguir a las imágenes a través de la virtualidad.