A fines del mes pasado, todo el país se conmocionó con la enternecedora historia de Kevin Díaz, un joven de 19 años de la comunidad wichí Puntana que empezó a hablar castellano meses atrás, y que sueña con estudiar Letras en la universidad. Sin embargo, su familia no tiene los recursos para que cumpla su ideal, por lo que debieron pedir ayuda a los corazones de salteños solidarios. En esta comunidad del Chaco Salteño, al límite con Bolivia, no hay wifi, señal de teléfono ni transporte público.

Su historia se volvió viral, con un deseo inmenso de conocer gente nueva y seguir estudiando. Tras la publicación de distintos medios al respecto, el celular de Javier Saavedra, un joven que es voluntario en la zona con los hermanos franciscanos, no paró de recibir llamados y mensajes de WhatsApp al respecto. Gracias a la ayuda de personas solidarias, Kevin consiguió una computadora, una tablet y un celular para poder estudiar. Los aportes se dividieron en tres ejes, como contó Saavedra en diálogo con La Nación: uno de beca de estudios, otro de materiales y un tercero de conectividad.

Vive en un paraje muy apartado y su familia no tiene los recursos necesarios para que estudie en la ciudad de Salta.Salta Soy

Actualmente, Kevin está finalizando su último año de secundaria, y el año que viene tiene el objetivo de estudiar Letras en la Universidad Nacional de Salta, para lo que están armando un fondo de becas. Entre las donaciones, algunas personas decidieron brindar un monto único, pero otras, un aporte mensual.

Gracias a la gran repercusión de la historia, se lanzó la campaña “Junto a Kevin y a los jóvenes que sueñan como él” de los frailes franciscanos de Aguaray, a través de los voluntarios Catalina Carbajo y Javier Saavedra. El objetivo es unir voluntades para crear puentes y redes de oportunidades para quienes más lo necesitan. A corto plazo, buscan apoyar a Kevin para que llegue a la universidad, y a largo plazo, esperan poder ampliar esta posibilidad a todos los jóvenes de la comunidad que tengan sueños similares, para que puedan seguir sus pasos.

El siguiente paso de estos soñadores es instalar wifi satelital en la comunidad de Puntana, para que funcione como un punto de conectividad y encuentro que permita que todos tengan más facilidades para estudiar y trabajar. El estar tan aislados significa un gran obstáculo para relacionarse con el resto del mundo, especialmente en el contexto de pandemia, donde se les dificulta el estudio pero también la resolución de situaciones de emergencia.

Vive en un paraje muy apartado y su familia no tiene los recursos necesarios para que estudie en la ciudad de Salta.Salta Soy

La siguiente movida sería solucionar la movilidad, empezando por una moto para Kevin y una trafic escolar para el resto de la comunidad. El Chaco Salteño se conoce como el impenetrable, puesto que los caminos son de difícil acceso, y no tienen transporte público. Con la moto, Kevin puede trasladarse rápidamente para capacitarse, abastecerse o por alguna emergencia.

Quienes deseen participar y colaborar con esta movilización, pueden hacerlo comunicándose con Javier Saavedra para conocer más información sobre Kevin, su comunidad y lo que necesitan al +54 9 3875 77-7756; o pueden también realizar donaciones en la siguiente cuenta:

  • Empresa: ORDEN DE FRAILES M V SAN FRANC
  • CUIT: 30669128807
  • Banco: Santander
  • Cuenta: CC$ 154-009795/6
  • CBU: 0720154320000000979568
  • Alias: MISION.AGUARAY.TERE