En las últimas horas se dio a conocer una denuncia que realizaron abogados especialistas de género, respecto a la decisión de la Justicia que tomó hace ya varios años, cuando una mujer fue condenada a cumplir años de prisión por haber tenido un parto natural en el baño de su domicilio y el nene nació muerto.

//Mirá también: Desde el ministerio de Salud aseguraron que apoyan a la médica que realizó el aborto de 22 semanas

Los abogados que realizan la denuncia actualmente, aseguran que en el juicio no hubo perspectiva de género, teniendo en cuenta que el padre de la criatura no se habría querido hacer cargo del bebé, la madre no quería tener otro embarazo y estaba al cuidado también de sus otros dos hijos del mismo hombre.

Se trata de una joven de 27 años que está privada de su libertad, en el penal de Villa Las Rosas, luego de ser condenada por “homicidio agravado” porque su bebé murió durante el parto. Tras la causa, fue sentenciada a 15 años de prisión efectiva, aunque luego de la intervención de profesionales del Instituto Jurídico con Perspectiva de Género del Colegio de Abogados de Salta se logró que la condena se reduzca a 10 años.

Tras el caso, se solicita que sea abra nuevamente la causa y que se escuche las voces ausentes de ese momento, como por ejemplo, la de su pareja, quien en ningún momento, desde el 2017 fue solicitado por la Justicia para que brinde su testimonio. Incluso, ni siquiera cuando la joven argumentó que cuando ella no quiso tener el embarazo, el hombre le habría dicho “arreglátelas”.

De la realidad a un libro

La historia de esta joven, que al parecer fue condenada sin motivos, tuvo tanta repercusión en la sociedad salteña, que hasta se creó un libro en su honor, donde se revelaron detalles de la causa y cómo fue el proceso judicial por el que tuvo que pasar. “Dicen que tuve un bebé, es el título narrado por María Lina Carrera, Natalia Saralegui Ferrante y Gloria Orrego-Hoyos y publicado por Siglo Veintiuno Editores en 2020.