Desde este lunes y por disposición del COE provincial, están prohibidos los eventos privados en salones de fiesta. Por otro lado, se mantiene la restricción de circulación entre la 1 y las 6 de la madrugada, y el cierre de las actividades gastronómicas a la medianoche. La idea es intentar mitigar los contagios de coronavirus en la provincia. Por el momento, continúan las clases presenciales.

“En las reuniones sociales son los lugares donde la gente se relaja y no cumple los protocolos, por lo que se convierte en focos de contagios importantes”, explicó el titular del COE provincial, Francisco Aguilar sobre los motivos de tomar esta determinante decisión que cayó mal a los empresarios del sector. Días atrás, el expresaron que la prohibición significa un nuevo golpe a su economía que buscaba repuntar después de un 2020 con las puertas cerradas. “Fuimos uno de los últimos en abrir cuando comenzaron las habilitaciones”, había manifestado el titular de la Asociación de Trabajadores de Eventos Privados, Hugo Guantay.

Hasta el 30 de abril continúa restringido el horario de todas las actividades, sin distinción de rubro, desde las 00 hs. y la circulación desde las 1 a las 6 am. Cabe recordar que por disposición del DNU Nacional, las reuniones familiares y sociales no pueden superar las 10 personas. Las diferentes actividades deben cumplir estrictamente los protocolos sanitarios. Aquellos lugares donde se desarrollan actividades tales como deportes, gastronomía y actividades culturales, deben funcionar al 50% de su capacidad. Además, continúa prohibida la presencia de público en eventos deportivos y recreativos.