El joven Emanuel Müller se dedica a la actividad solidaria todos los jueves, para ayudar a las personas que menos tienen.


Todavía queda gente buena que aporta a la sociedad sin esperar nada a cambio, y desde sus especialidades, intentan ayudar desinteresadamente a los que menos tienen.

Es el caso de Emanuel Müller, un joven de 20 años que vivió en carne propia la necesidad de trabajar y ante el creciente desempleo, el emprendedor abrió su propia sandwichería, un humilde comercio llamado Hisanca, en el barrio Municipal de Metán, Salta.

A pesar de su propio estado de necesidad, Emanuel decidió ayudar a un merendero llamado “La Mano de Dios” a su propia manera. El canje es simple: todos los jueves hace una promoción de un sándwich por una prenda de vestir en buen estado.

La policía donando mercadería al merendero en octubre de 2018. (Web)

“Desde hace dos meses que traigo ropa para los chicos y grandes de este merendero. Me dedico a vender sándwiches y hago promociones en mi casa, en la calle Jujuy Este 585. De esa oferta si me dan una prenda de vestir les doy un sándwich extra, de manera gratuita”, explicó el joven emprendedor a El Tribuno.

De esta forma, Emanuel logra recolectar cientos de prendas, calzado y mercadería, que luego lleva al merendero La Mano de Dios, ubicado en la zona norte de Metán, donde reparte su donación.

“No podía encontrar trabajo, es difícil a mi edad, porque soy muy joven. Entonces arranqué con esta sandwichería y los jueves solidarios, donde todo es gratis a cambio de ropa e incluso, con delivery sin cargo”, dijo Emanuel, a quien no le sobra nada, pero entrega todo.

“Yo doy un sándwich gratis a cambio de cualquier prenda los jueves y los otros días a los clientes les doy uno extra, también sin cargo, por un abrigo. La gente colabora mucho y se sorprende. Yo les explico que a esto lo hago de corazón porque quiero ayudar a los que menos tienen”, manifestó el joven.

Los que deseen colaborar y probar unos ricos sándwiches se pueden comunicar con Emanuel al teléfono 03876-15570278. Por otro lado, el merendero La Mano de Dios necesita leche, arroz, maicena, maíz pelado, polenta, yerba y harina para hacer pan.





Comentarios