Una multitud de hinchas fueron a esperar al equipo al hotel Sheraton, pero cuando los jugadores salieron a saludar, la situación se desbordó.


Luego de que River llegara a la capital de Salta, la ciudad se pintó de blanco y rojo: miles de hinchas salieron a acompañar al micro y armaron una fiesta en el hotel Sheraton, donde se hospeda el equipo de Marcelo Gallardo, que mañana se enfrentará con Argentino de Merlo por la Copa Argentina.

Pero la fiesta pudo haber terminado en tragedia, ya que cuando los jugadores salieron del hotel para saludar y firmar autógrafos, el entusiasmo se desbordó, y una valla cedió, dejando varios hinchas heridos. Algunos debieron ser trasladados al hospital San Bernardo con politraumatismos, pero todos se encuentran fuera de peligro.

Tras la caída de la valla, hubo momentos de pánico y personal de seguridad debió intervenir para resguardar a los heridos y contener la situación.

Este miércoles, el equipo millonario jugará a las 21:10 en el estadio Padre Ernesto Martearena, con el arbitraje de Hernán Mastrángelo, y miles de fanáticos salteños los alentarán desde la tribuna.





Comentarios