La adolescente salteña desapareció en mayo de 2017. En ese momento tenía 14 años. 


A un mes de cumplirse dos años de la desaparición de Gala Cancinos y ante la incertidumbre sobre el paradero de la adolescente salteña, la Justicia salteña sumó un nuevo fiscal a la investigación. Se trata del fiscal penal 4 de la UGAP, Ramiro Ramos Ossorio.

La incorporación de Ramos Ossorio se dio a través de un aresolución del procurador General de la Provincia, Pablo López Viñals y se fundamenta en la complejidad en el análisis de los datos recolectados. Las actuaciones son llevadas adelante por la Fiscalía Penal 2, a cargo en forma interina de Santiago López Soto.

En este marco, los padres Gala y su abogado se reunieron hoy con Ramos Ossorio, quien los notificó de la resolución e intercambiaron información de la investigación en curso.

Gala Candelaria Cancinos desapareció el 16 de mayo de 2017. ​Ese día su tía se la cruzó en el Parque Bicentenario y la saludó sin imaginar lo que pasaría después. Tenía una muda de ropa en la mochila, pero estaba sin celular, documentos, dinero ni tarjeta para viajar en colectivo.

El último registro que se tiene de Gala, que en ese entonces tenía 14 años, es a través de las cámaras de seguridad que la muestran caminando en soledad hacia Lesser y el puente de ingreso a la localidad de Vaqueros. El lugar fue rastrillado por grupos especializados pero no lograron dar con ella. 

En los días sucesivos, sus compañeros y docentes del colegio Belgrano organizaron una marcha para pedir por su aparición. Sus padres también lo hicieron, incluso se ofrece una millonaria recompensa a quien pueda aportar datos sobre la menor. Gala sigue desaparecida. 






Comentarios