Por la falta se inició un sumario administrativo a dos empleados.


El animal sospechoso de estar infectado de rabia, ingresó a las dependencias de la Subsecretaria de Bienestar Animal a mediados de diciembre del año pasado. Aparentemente el murciélago fue llevado un fin de semana, y recibido por dos personas que se encontraban de guardia, quienes lo recibieron y lo guardaron en un freezer.

Al lunes siguiente, cuando fueron a retirar el animal del freezer para enviarlo al Instituto de Zoonosis Luis Pasteur de la ciudad de Buenos Aires para que se le realicen los análisis correspondientes, se dieron con que el animal había desaparecido.

David Ferri subsecretario de Bienestar Animal, le restó gravedad al hecho, aunque por el mismo deberán comparecer las personas responsables, “No es una situación grave. El murciélago estaba muerto e ingresó un fin de semana. Estaba el personal de guardia. Lo recibió un administrativo y un operario y este último lo guardó en un freezer”, consigno al diario El Tribuno.

El murciélago había sido encontrado por operarios de la Subsecretaría de Prevención y Emergencias, en la zona del monumento 20 de Febrero.






Comentarios