El mismo hombre se llevó su auto secuestrado de una comisaría en pleno centro de la ciudad.


El 1 de febrero, un delincuente fue detenido mientras robaba baterías de auto en Entre Ríos y Ate. Brown. Las cámaras de videovigilancia lo captaron a él y a otro sujetos mientras realizaban el ilícito. El hombre tenía antecedentes de robo, violencia familiar, amenazas y estafas, entre otros. Al cabo de unas horas de ser detenido, él y su cómplice fueron puestos en libertad.

Entre los elementos secuestrados a partir de la detención de los sujetos, se encontraba el auto en el que se movilizaban, un viejo Ford Escort blanco, que quedó alojado en las dependencias de la comisaría primera, en pleno centro de Salta.

El ladrón de baterías.

A los pocos días, el martes 5, el Ford Escort fue robado de las puertas de la dependencia policial, y las fuerzas iniciaron una investigación para entender como había sucedido. Ese jueves, la investigación llevó a la policía ante las puertas de una gomería ubicada sobre la ruta 51 en San Luis, donde detectaron un vehículo con la mismas características que el extraído de la comisaría.

Al cuestionar a la mujer y al joven de 17 años que se encontraban en el lugar, los efectivos descubrieron que se trataba de la ex pareja del delincuente de baterías apresado pocos días antes. Nuevamente se secuestró el vehículo en cuestión, y mientras lo trasladaban a otra dependencia policial, descubrieron un hombre que intentaba ingresar a una vivienda saltando un alambrado.

Este hombre era el ladrón de baterías, cuya descripción además coincidía con la de la persona que sustrajo el auto secuestrado de la comisaría. Al notar la presencia policial, el sujeto intentó huir pero fue apresado por las fuerzas.

Al realizar la consulta a la fiscalía, el ladrón fue identificado y nuevamente puesto en libertad.






Comentarios