Esperan que la jueza Alejandra Inés Salim defina un amparo que presentaron en reclamo de mejoras salariales.


Cuatro meses de espera e incertidumbre viven los médicos que renunciaron a sus horas guardias en el Hospital Público Materno Infantil por un reclamo salarial. 

Esta semana se espera una resolución de la titular del Juzgado de Trabajo N° 2, Alejandra Inés Salim, sobre el amparo que presentaron profesionales. La jueza también debe resolver la medida cautelar que impulsó el Ministerio de Salud de la Provincia para evitar renuncias.

Guardia del Hospital Materno Infantil

Si bien el reclamo de los médicos por una mejor paga de sus horas guardia es de larga data, el conflicto se comenzó a visibilizar hace cuatro meses. En octubre de 2018, 40 médicos presentaron su renuncia colectiva a las guardias. En ese momento cobraban $250 y pedían $650. 

Tras el rechazo a las renuncias por parte del Ministerio de Salud, en noviembre intentaron suspender las guardias pero no pudieron y en diciembre realizaron asambles ante la medida cautelar presentada por el Gobierno. 






Comentarios