Sucedió en la intersección de las calles Santiago del Estero y 20 de Febrero.


No fue un buen comienzo de mes para este conductor desprevenido que quedó atrapado en uno de los tantos pozos que habitan nuestra ciudad, que cerca de las 6 de la madrugada del primer día de febrero, quedó atrapado en una zanja.

Aparentemente, el conductor no advirtió los trabajos que se están realizando en la intersección de las calles Santiago del Estero y 20 de Febrero y, en una mala maniobra, terminó encajando las dos ruedas delanteras en el pozo.

El desafortunado conductor debió aguardar en una mañana húmeda a que vengan a rescatarlo.






Comentarios