Con un gol de Álvaro Cazula, el albo ganó 1 a 0 y se quedó con la llave al imponerse en el global por 2 a 1.


Gimnasia y Tiro está de fiesta, y no es para menos, ya que sin brillar logró imponerse al santo por 1 a 0, luego de haber empatado 1 a 1 en el partido de ida, y seguir así avanzando en la Copa Argentina.

Si bien Juventud desplegó mejor juego durante el primer tiempo, el equipo de Daniel Ramasco supo aguantar y hacerse fuerte cada vez que balón pasó por Juan Pablo Pereyra.

El santo dominó mejor la pelota y tuvo mejor juego colectivo, sin embargo le faltó contundencia en los últimos metros y no supo trasladar al marcador su buen momento en el campo de juego.

En el segundo tiempo el albo mejoró un poco su juego, y logró romper el 0 a los 18 minutos a por intermedio de Álvaro Cazula que, con oficio de delantero, tomó un rebote y con frialdad venció la valla de Ángel Pedroso.

Gimnasia y Tiro se quedó de esta manera con el clásico y enfrentará el miércoles a Altos Hornos Zapla en Palpalá, mientras que la revancha se jugará el domingo en Salta.






Comentarios