Familiares y vecinos denuncian que se abandonó la búsqueda del pequeño al mediodía del domingo.


En la tarde del sábado, Exequiel Cruz, “Huevito”, de 10 años, se encontraba con unos amigos a orillas del río Arenales cuando cayó en él y una fuerte correntada lo arrastró río abajo. Desde entonces, la división Lacustre y Fluvial, Bomberos Voluntarios, Canes y fuerzas de seguridad, trabajan en conjunto para dar con el paradero del menor.

Según las primeras versiones, en la tarde noche del sábado, unos pescadores habrían avistado el cuerpo del niño a la altura del basural San Javier. La policía buscó el cuerpo en el sitio indicado hasta altas horas de la noche pero tuvieron que suspender el operativo por falta de visibilidad para retomarlo a las 6.30 del domingo.

Familiares y vecinos de “Huevito” reclaman que no se abandone la búsqueda. (El Tribuno)

Sin embargo, familiares y vecinos reclaman que la policía estuvo realizando las tareas de búsqueda y rastrillaje hasta el mediodía del domingo, momento en que se retiraron a almorzar, y no habrían retomado la búsqueda.

”Cómo nos pueden hacer esto, quiero arle cristiana sepultura a mi hijo”, expresó Elba, la mamá de “Huevito” a El Tribuno.

“Lo que están haciendo es terrible, no tienen corazón” declaró Emanuel, el tío del pequeño, en medio de los reclamos al Estado por el supuesto abandono de la búsqueda. “La policía abandonó la búsqueda al mediodía; dijeron que se iban a comer y no volvieron más, un vergüenza” agregó.

Cerca de las 16 del domingo, un grupo de vecinos y familiares se manifestó en el puente Solidaridad, ubicado al final de la avenida Enio Pontussi, a la vez que cortaron la carretera que une la ruta 9 con el Valle de Lerma, reclamando a las autoridades que no abandonden la búsqueda de “Huevito”.






Comentarios