El joven llegó a la casa ebrio y exigiendo dinero, y ante la negativa de sus padres comenzó a romper todo.


Un joven de 27 años fue detenido e imputado luego de ser denunciado por su propio padre por haber efectuado varios daños en la casa familiar. El joven había llegado ebrio o drogado exigiendo dinero a sus padres, pero, tras la negativa de estos, se puso extremadamente violento y comenzó a revolear sillas.

La Fiscalía Penal de Rosario de la Frontera, a cargo de Oscar López Ibarra, imputó a Fernando Damián Coronel por el delito de daños tras un hecho registrado días atrás en esa ciudad.

A la denuncia la radicó el padre del acusado, quién contó que su hijo está excluido del hogar, con prohibición de acercamiento. Pero que ese día ingresó por la fuerza y solictó 80 pesos y que cuando se los negaron comenzaron los destrozos. Rompió sillas, elementos de cocina, un mueble, una pileta y una puerta mientras insultaba a los gritos.

Tras la denuncia, fue aprehendido e imputado y desde la Fiscalía se solicitó el mantenimiento de su detención.






Comentarios