Usaban la fruta para camuflar las drogas. La Policía los vigiló y siguió a sus clientes. 


Detuvieron a dos carreros que se dedicaban a vender marihuana y cocaína camufladas dentro de naranjas. Eran vendendores que todos los días estaban apostados en la esquina de Caseros y 20 de Febrero.

La Policía los descubrió gracias a una denuncia y luego de una extensa investigación. Durante días, dos agentes vigilaron el puesto de venta de frutas y verduras, y descubrieron el modus operandi que los carreros tenían para vender droga. 

En primer lugar les llamó la atención que algunas personas sólo se llevaban bolsas de naranja, que los venderores sacaban de un bolso que tenían separado del resto de los productos. 

Para confirmar la venta, los policías siguieron a algunos de los clientes, quienes a las pocas cuadras, extraían la droga y la consumían. También los detuvieron y secuestraron las sustancias. 

Finalmente siguieron a los carreros y los detuvieron. Se trara de Nelson Toconas, de 37 años, y Fortunato Geria de la misma edad. Todas las mañanas, Toconás se encargaba de ir al mercado a comprar las naranjas que usaba para camuflar la venta de drogas. 






Comentarios