Senadores dieron media sanción al proyecto que dependerá de la Procuración General de la Provincia.


Senadores provinciales dieron media sanción al proyecto de ley que busca la creación de una Fiscalía con competencia en medio ambiente, maltrato animal y resguardo del patrimonio cultural, que dependerá de la Procuración General de la Provincia.

El proyecto pertenece a un grupo de legisladores liderados por el senador Enrique Gramaglia y el presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Godoy y propone cuestiones escenciales para resolver el problema ambiental.

Isabel Macedo junto a proteccionistas de animales (Web)

Por un lado, el fiscal deberá abordar el caso en todas sus dimensiones, más allá de las competencias administrativas, civiles, contravencionales y penales. Estos funcionarios tendrán como obligación usar todas las herramientas técnicas, jurídicas y mediadoras para resolverlo y asegurar la protección ambiental y social, más allá de que el hecho provenga de actividad industrial, minera, de servicios públicos, domiciliarios, agrícolas, forestales o turísticos.

Según la media sanción, los reclamos integrales contra empresas y estado de los fiscales de protección ambiental creados deberán interponerse en juzgados ordinarios, con lo cual se asegura el más pleno derecho de defensa de los imputados y demandados.

La diferencia estará dada por la calidad y especialidad de los funcionarios encargados de la investigación de los casos de daños, delitos y contravenciones ambientales, las medidas efectivas de protección que puedan solicitar y por las propuestas de reparación e indemnización que puedan exigir a nombre de los intereses generales de la comunidad salteña.






Comentarios