El hombre deberá cumplir una condena de ocho años de prisión. La víctima lo denunció cuando cumplió 15 años. 


La joven cumplió 15 años y se animó a denunciarlo. Le contó a la Justicia que su papá adoptivo abusó sexualmente de ella desde los 5 hasta los 11 años. Él reconoció que fue cierto y ahora, después de un juicio abreviado, deberá pasar ocho años en la prisión. Sucedió en Cafayate.

La víctima realizó su denuncia en la Asesoría de Menores e Incapaces. A partir de ahí, la fiscal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Cecilia Flores Toranzos comenzó la investigación y cuando reunió los materiales necesarios elevó el pedido de juicio. 

El juez Guillermo Pereyra, tras recibir la confesión del acusado, lo condenó a la pena de 8 años de prisión de cumplimiento efectivo. En el mismo fallo también dispuso que se le extraiga material genético por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.






Comentarios