Son bacterias fecales que derivan de los deshechos cloacales y hacen que los peces mueran.


En el mes de septiembre se registró una alta tasa de mortandad de peces en los ríos Lavallén, San Francisco y Bermejo. En la junta de estos ríos se detectó el numero más alto.

Es así que un equipo de especialistas de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable tomaron muestras de la junta de estos tres ríos y los resultados fueron poco alentadores.

El director ejecutivo de la Agencia de Protección Ambiental de la provincia, Ignacio Goitia, informó que los resultados de las muestras tomadas de los ríos más afectados arrojaron la presencia de bacterias fecales coliformes, que vienen de los deshechos cloacales.

A su vez, el ingeniero aclaró que los estudios no arrojaron ningún tipo de contaminante químico “Los análisis dieron relativamente normales, apenas elevados en la cantidad de bacterias coliformes, que es un tipo de bacterias presentes en los desechos fecales, que puede ser de animales que defecan en la zona o pueden ser aportes de alguna planta cloacal”.

En el marco de que no se observaron ni aves, ni reptiles ni mamíferos muertos en la zona, Goitia concluyó que “en realidad lo que pasó fue un evento de alta temperatura con bajo caudal de agua”.






Comentarios