La musa del "Cuchi" Leguizamón y Manuel Castilla, fue homenajeada este jueves por el senador de la provincia de Salta Roberto Gramaglia.


Protagonista de “La Pomeña”, una de las mas bellas y reconocidas canciones del folclorista Gustavo “Cuchi” Leguizamón y el poeta Manuel J. Castilla, Eulogia Tapia es una leyenda viviente de la localidad de La Poma.

Eulogia Tapia durante la ceremonia. (SaltaSoy)

La mujer fue declarada ciudadana ilustre y Patrimonio Cultural Artístico Viviente de La Poma en una ceremonia presidida por el senador por Salta, Roberto Gramaglia.

La ceremonia contó con la presencia de Eulogia Tapia y su familia, junto a autoridades del municipio, familiares del “Cuchi” Leguizamón y Manuel Castilla, y la participación de reconocidos artistas de la provincia.

La pomeña Eulogia Tapia. (Clarín)

En los años 60, los inseparables amigos y artistas, “Cuchi” Leguizamón y Manuel Castilla viajaron a La Poma a celebrar el carnaval. Allí conocieron a una Eulogia de 18 años, que trabajaba cortando alfalfa y cuidando a los animales de su padre.

Los artistas desafiaron a la joven a un duelo de coplas, donde gana quien no pierde la inspiración. La joven derrotó Castilla, poeta veterano, y como premio, además de eolgios, se llevó una promesa: “Su hija salió buena cantora. Le vamos a hacer una zambita”, dijeron el músico y el poeta al padre de la entonces adolescente.

“Ellos vinieron una vez al carnaval y nunca más volvieron. Al año o a los dos, alguien me avisó: ‘Eulogia, la están nombrando en la radio’. No les creí, pero mi mamá escuchó y me dijo que era yo. Me gusta la zamba, porque cuenta cosas que son ciertas. Cuando dice ‘el trigo que va cortando madura por su cintura’, se refiere a mi trabajo de entonces. También nombran al caballo blanco que yo tenía; ellos le preguntaron a mi papá cómo se llamaba el árbol que está al lado de mi casa”, dijo Eulogia Tapia en una entrevista con Clarín.

“Con mi hermana dejamos tiradas las chivas en el cerro y vinimos a pasear al carnaval. Yo me confié, porque ellas conocían el camino y bajaban solas. Al otro día, cuando volvimos, faltaban varias”, contó la pomeña en referencia al verso de la canción que dice “El sauce de tu casa está llorando/porque te roban Eulogia carnavaleando.”





Comentarios