Luego de conocerse la sentencia del Tribunal eclesiástico, el vicario judicial Loyola Pinto informó que la investigación contra el cura se inició a raíz de otros dos casos, cuyas víctimas no hicieron públicos.


Luego del reconocimiento y sentencia del Tribunal eclesiástico por los abusos sexuales perpetrados por Emilio Lamas en perjuicio de Juan Carlos García, el vicario judicial Loyola Pinto informó que no fue el único caso, y que el proceso de enjuiciamiento se realizo a raíz de la denuncia de otras dos víctimas contra el sacerdote.

Emilio Raimundo Lamas. (Web)

En conferencia de prensa, el presbítero dijo que el cura Lamas había reconocido los hecho, por lo que el proceso de investigación y enjuiciamiento con posterior sentencia fue rápido.

Señaló también que durante este proceso, García fue llamado a declarar por el cura Alejandro Pezet, quien no sabia que estaba siendo grabado, en referencia a los audios que salieron a la luz el pasado fin de semana.

Ante el cuestionamiento sobre el celibato de los sacerdotes, el vicario judicial Loyola Pinto declaró “si el problema fuera el celibato, no habría pedofilia fuera de la Iglesia, y por desgracia sabemos que los índices de pedofilia fuera de la iglesia son más y salen más a la luz”.




Comentarios