Como cada 31 de agosto, se festeja al santo patrono de los partos, las matronas, embarazadas, niños y personas acusadas falsamente.


San Ramón Nonato es el santo patrón de los partos, las matronas, embarazadas, niños y personas acusadas falsamente, pero también de la comunidad de San Ramón de la Nueva Orán, al norte de Salta. Cada 31 de agosto se celebra el aniversario de Orán, en el mismo día que la Iglesia Católica honra al santo patrono.

El epíteto “Nonato” surge porque San Ramón nació luego de la muerte de su madre, a través de la cesárea. Es por esto que protege y bendice a los embarazos y recién nacidos. Fue parte de la orden de los Mercedarios, la comunidad formada por San Pedro Nolasco para rescatar a los cristianos que los musulmanes tomaban como prisioneros, y sucedió a su fundador tras dos o tres años de sus votos perpetuos.

Orán celebra sus fiestas patronales desde casa (web)

En el norte de África rescató a muchos esclavos, pero tras quedarse sin recursos económicos, se ofreció como rehén para liberar a prisioneros que estaban cerca de perder la fe por su difícil situación. Por esta razón, los captores lo trataron con extrema crueldad, pero no tenían permitido matarlo porque el magistrado principal quería conseguir mucho dinero por su rescate. Sabiendo esto, San Ramón salía a la calle para evangelizar a los no creyentes y confrontar a los cristianos.

Cuando el gobernador se enteró de esto lo condenó a morir empalado, pero solo fue flagelado por estos mismos intereses económicos. El Santo continuó evangelizando, a pesar de que esto significó azotes en las esquinas de la ciudad y que le pusieran un candado en la boca, atravesándole los labios, cuya llave tenía el gobernador.

Orán celebra sus fiestas patronales desde casa (Facebook Municipalidad de San Ramón de la Nueva Orán)

San Ramón vivió esta situación durante ocho meses hasta que San Pedro pudo enviar a otros miembros a rescatarlo. Regresó a España, y aunque fue nombrado cardenal por el Papa Gregorio IX, no cambió sus vestiduras sencillas ni su celda pobre del convento de Barcelona.

Cuando el Papa lo envió a Roma, el Santo peregrinó fielmente; pero a diez kilómetros de Barcelona, en Cardona, fue sorprendido por una violenta fiebre tras la cual pereció el 31 de agosto de 1240. En esta fecha, la Iglesia en todas partes del mundo lo celebra, pero especialmente en Salta, esta fecha significa también la fundación de Orán, 226 años atrás.

Este año, a causa de la pandemia por coronavirus, los oranenses celebrarán sus fiestas desde la seguridad de sus hogares, para no incrementar el riesgo de contagios.


En esta nota:

Religión Salta oran Santos


Comentarios