El menor de 12 años recibió un disparo en el pecho. Por el crimen hay seis detenidos.


Entre aplausos y manifestaciones de dolor, este miércoles por la mañana despidieron los restos del niño de 12 años asesinado durante un violento enfrentamiento de patotas en el barrio 26 de Marzo en la zona sudeste de la ciudad.

El pequeño fue velado en su casa y luego trasladado al cementerio La Paz, en medio de un operativo policial para evitar un nuevo conflicto. El cortejo fúnebre estuvo integrado por la familia y amigos de la víctima, también por vecinos. El barrio 26 de Marzo está conmocionado por lo que sucedió el lunes por la noche cuando el niño recibió un disparo mortal en el pecho.

Velorio del niño asesinado en el barrio 26 de Marzo. Foto de Facundo Guaimás (La Gaceta)

En el cementerio lo aplaudieron y pusieron la música que le gustaba escuchar. Su tío le contó al diario La Gaceta que los protagonistas de la pelea del lunes fueron dos grupos antagónicos Los Antonianos y Los Pibes que, según su testimonio, se disputan la presencia en el barrio.

Por su parte, la jefa de la Comisaría de Villa Lavalle, Marina Burgos, explicó que la policía custodia la vivienda donde vivía el niño y los alrededores para evitar un posible enfrentamiento.

Foto: LA GACETA / FACUNDO GUAIMÁS

Por el asesinato, la fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ana Inés Salinas Odorisio, imputó hoy a Nahuel Morales, César Morales, Facundo Morales, Sebastián Meriles como coautores del delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego y por el concurso premeditado de dos o más personas y por la participación de un menor en perjuicio del menor Fernando Maximiliano Tobares.

También fue imputado un menor de 15 años de edad como autor del delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego y por el concurso premeditado de dos o más personas. Cabe recordar que ya se encuentra imputado por el mismo delito, Ángel Gabriel Tejerina.




Comentarios