Debido a un cuadro febril sospechoso, Mario Ernesto Peña debió ser internado y se le están realizando los estudios necesarios para determinar si se trata del virus o no.


En la mañana de este martes, el gobernador de la provincia de Salta, Gustavo Sáenz, contó por las redes sociales que debido a un cuadro febril del ministro de Turismo, Mario Ernesto Peña, se activó el protocolo de COVID-19, y el funcionario fue internado para su observación.

El funcionario de Turismo comenzó a manifestar una leve fiebre y dolores en el cuerpo el pasado sábado, y desde ayer se encuentra bajo observación en el IMAC. Fuentes cercanas confirmaron a VíaSalta que actualmente Peña está sin fiebre y en buen estado de salud.

Desde el entorno de Peña manifestaron que el funcionario estuvo en contacto con turistas en operativos de Salud y Seguridad, controlando lugares destinados al aislamiento, y tomando los las medidas necesarias para evitar el contagio.

El mandatario provincial aseguró que se tomaron todos los recaudos necesarios para contener la situación, y que se espera el resultado de los estudios para determinar si Peña está o no infectado con el virus que mantiene en vilo al mundo entero.

Desde este martes, los estudios para detectar el COVID-19 se realizan localmente en la provincia, por lo que se estima, se agilizará el descarte de casos sospechosos y el descubrimiento de positivos si es que los hubiera.

El laboratorio del Hospital del Milagro será la cede para el testeo de los casos sospechosos, que serán llevados a cabo por profesionales del nosocomio que vienen capacitando en el Instituto Malbrán para llevar a cabo la difícil tarea.




Comentarios