Confirmaron que el bebé de origen criollo ingresó sin vida al nosocomio, y que tenía claros signos de desnutrición.


Las muertes de niños relacionadas a la desnutrición en el norte de Salta preocupan a todo el país, siendo ya ocho casos confirmados en lo que va del año.

El último fue el pasado fin de semana, cuando ingresaron al hospital de Tartagal un bebé de 7 meses. En el momento se constató que el infante no presentaba signos de vida al ingresar al nosocomio, pero evidenciaba problemas asociados a la desnutrición.

La muerte del bebé de origen criollo, no wichí, como aclararon voceros del hospital, fue oficialmente por broncoaspiración,

Sin embargo, en charla con Télam, Antonio César Villa, el secretario de Relaciones Institucionales del municipio de Santa Victoria Este, aclaró que el médico no pudo certificar que la muerte fuera por desnutrición, ya que el infante llegó sin vida. Para confirmar sin lugar a dudas la causa de la muerte, se sugirió realizar una autopsia, pero los padres del pequeño se negaron.

En lo que va del año, fallecieron ocho niños por cuadros de desnutrición, todos ellos del norte de la provincia de Salta, entre wichís y criollos.

La vez anterior fue el viernes 7, cuando falleció una niña wichí de cinco años: estaba internada con un cuadro crítico de deshidratación, diarrea y vómitos, y falleció en presencia de Josefina Medrano, la ministra de Salud de Salta.




Comentarios