Cuando los dos jóvenes fueron sorprendidos in fraganti y arrinconados por la policía, el mayor trató de quitarse la vida.


El lunes por la noche una vecina, dueña de un almacén en el barrio Islas Malvinas de la localidad de Cerrillos, advirtió ruidos raros en su almacén y sospechó que habían entrado ladrones, por lo que dio aviso a la policía de inmediato.

Cuando la policía llegó al almacén, vio que el candado de la puerta había sido violentado, y en en el local había dos jóvenes que habían entrado a robar. Sorprendidos por los efectivos, los jóvenes delincuentes trataron de resistirse, y con rastrillos, una barreta y cuchillos evitar que los policías entraran.

Al ver que la situación se complicaba, el mayor de los delincuentes trató de ahorcarse con una campera. Ante este cuadro, el joven cómplice de 14 años solicitó la ayuda de los policías para evitar la muerte de su amigo.

Una vez que la situación estuvo controlada y la dueña del local llegó, se hallaron elementos de almacén en una mochila, los cuales fueron devueltos. En una segunda mochila se secuestraron dos cuchillos, una barreta y otros elementos.

El fiscal Federico Portal imputó al mayor de edad por el delito de robo, agravado por la participación de un menor de edad en grado de tentativa y pidió su detención al Juzgado de Garantías interviniente. El menor de edad fue entregado a sus padres.




Comentarios