Sucedió en el municipio salteño de La Caldera. Un ladrón fue interceptado en la calle mientras que el otro llegó a la comisaría en colectivo.


Dos jóvenes robaron herramientas y otros elementos a su empleador en el municipio salteño de La Caldera. Sin embargo, no llegaron muy lejos. Los atraparon en plena fuga. 

Ambos habían trabajado para una persona que se dedica a la construcción de casillas. Le sacaron herramientas y una bateria, las escondieron dentro de un bolso y se fueron. A uno lo interceptaron en plena calle. Como no pudo explicar el origen de su botín, la Policía lo detuvo.

El otro estaba más alejado y cuando vio que la Policía interrogaba a su compañero, subió al colectivo en un frustado intento de fuga. Un efectivo que iban a bordo de la unidad lo identificó y solicitó al chofer que desvíe su recorrido a la Comisaría Sexta, donde quedó detenido.

Horas más tarde se comprobó que los ladrones, identificados como Alejandro Flores y Sergio Abregú, le habían sustraído los elementos de trabajo a su empleador. Fueron imputados por el delito de hurto.




Comentarios