Estaba integrada por un hombre y una mujer. Alrededor de 15 mujeres vivían en una vivienda de barrio Ceferino.


Detuvieron a Susana Pedacusse Ávila y a Ramón Alfredo Gordillo, acusados del delito de trata de personas luego de que la Policía ingresara a una vivienda del barrio salteño Ceferino y rescatara a 15 mujeres que eran obligadas a prostituirse.

La investigación comenzó a partir de las denuncias de vecinos de la zona que veían a las chicas, oriundas de Salta y Jujuy, en la puerta de la casa ofreciendo servicios sexuales a transeúntes y automovilistas. Con este y otros datos, la División de Trata de Personas logró identificar y detener a los acusados.

Susana Pedacusse era la dueña de la vivienda, ubicada cerca de río Arenales, donde vivían las chicas mientas que Ramón Gordillo era el encargado de captar a las mujeres para la prostitución. Se supo que las extorsionaban a cambios del pago un porcentaje de las ganancias.

Ambos acusados fueron imputados. Ella declaró ante la fiscalía penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, a cargo de Rodrigo González Miralpeix. El se abstuvo de declarar en la audiencia de imputación a la que llegaron acompañados de defensores oficiales. 




Comentarios