Se llama Gastón Brito y es de Metán. Ganó dos medallas de oro en la competencia que reúne a deportistas de todo el país.


Cuando era pequeño, el salteño Gastón Brito sufrió una parálisis cerebral que lo dejó en sillas de ruedas. Sin embargo, él y su familia convirtieron esta adversidad en una nueva oportunidad de vida. Se dedicó al deporte y a sus 16 años triunfa en los Juegos Nacionales Evita.

Ganó dos medallas de oro en lanzamiento de bala y en una carrera de 100 metros durante la competencia deportiva que se desarrolla en Mar del Plata. No es la primera vez que el adolescente oriundo de Metán se destaca en los Juegos Evita. En 2015 y 2017 también se llevó doble medalla de oro.

“Estoy muy orgulloso y contento por este nuevo logro. Trabajé mucho para tratar de obtener nuevamente las medallas de oro y es una gran satisfacción. Quiero agradecer a todos los que me apoyan, a mi familia, a mis entrenadoras y a toda la gente querida de Metán”, dijo Gastón en diálogo con El Tribuno.

El joven deportista, también conocido como el “niño de oro” en su pueblo, entrena en la escuela municipal de Metán de deportes adaptados “Para Vos”, que está a cargo de la profesora Iris López. Además cuenta con el apoyo incondicional de sus papás, Andrés Brito y Patricia Rojas, y de su hermana Gisel.

Movilizarme en una silla de ruedas no me condiciona. Yo siempre voy para adelante y busco superarme cada día”, finalizó Gastón.




Comentarios