Los ladrones sacaron las dosis de vacunas que estaban dentro de una heladera y tiraron los frascos al piso. Se llevaron una computadora.


En el Hospital Joaquín Castellanos de la localidad salteña de General Güemes suspendieron el suministro de vacunas luego de que el fin de semana pasado ladrones entraran a robar al nosocomio y arruinaran las dósis que estaban guardadas en una heladera.

El lamentable episodio sucedió entre la noche del viernes y la madrugada del sábado. Ladrones ingresaron al área de Atención Primaria de la Salud del hospital y se llevaron una computadora, donde los médicos y empleados tenían almacenado el registro de su actividad.

Robo en el Hospital Joaquín Castellanos de Güemes (Web)

No conforme con eso, los vándalos abrieron la heladera donde había alrededor de dos mil dósis de vacunas para 20 enfermedades, y tiraron una gran cantidad de frescos al piso. La conservadora quedó abierta con algunas dósis adentro. Especialistas analizan si sirven o no porque perdieron la cadena de frío durante un par de horas mientras tanto suspendieron el suministro de vacunas a la población. “Es una pérdida muy grande”, dijo el asesor legar del nosocomio, Jorge Causarano.

Robo en el Hospital Joaquín Castellanos de Güemes (Web)

Mario Castilla, supervisor del área, explicó que el sector de Atención Primaría de Salud está ubicado al fondo del hospital y que por eso sus puertas tienen rejas. Cree que los ladrones escalaron las paredes para poder ingresar sin que nadie los vea porque además del otro lado hay cañaverales. 




Comentarios