El hombre de 53 años fue detenido e imputado por el delito de atentado contra la autoridad.


Gustavo Adrián Bugiolachio fue imputado por el delito de atentado contra la autoridad agravado por poner mano a la autoridad por un hecho ocurrido el martes en la zona Sur de la ciudad, cuando en estado de ebriedad, intentó evadir un control de Tránsito y embistió a uno de los inspectores.

El martes por la mañana, personal de Tránsito de Salta realizaba controles de rutina sobre avenida Banchik, cuando uno de los inspectores detectó un vehículo que había cruzado a alta velocidad un semáforo en rojo muy cerca de una escuela.

Manejaba borracho, atropelló a un policía y lo arrastró 200 metros en el capot. (Fiscales Penales)

El agente se subió rápidamente a su motocicleta y empezó la persecución del infractor, que manejaba con furia para evitar ser alcanzado. Pese a la conducción hostil, el agente logró interceptar al conductor del vehículo en inmediaciones de barrio Parque La Vega.

Pero, cuando el inspector se bajó de la moto, Bugiolachio arrancó a toda velocidad y embistió al agente con el auto, llevándolo en el capot por más de 200 metros. Afortunadamente el uniformado no sufrió heridas de gravedad.

Luego se pudo verificar que Bugiolachio conducía con 1.17 de alcohol en sangre y el fiscal solicitó al Juzgado de Garantías 2 su detención. Tras ser imputado, se abstuvo de declarar y el fiscal solicitó que se mantenga su detención.




Comentarios