El joven está imputado por la muerte de su novia, y fue liberado el lunes con la condición de no salir de la provincia de Salta.


Este martes se conoció que el único sospechoso que hay por la muerte de Gimena Bernasar, Pedro Pablo Pardo, huyó a la provincia de Córdoba pese a la prohibición que impusiera el Juez de Impugnación Pablo Mariño tras su polémica liberación.

Marcha por Gimena Bernasar en Salta (La Gaceta)

La fiscal Verónica Simesen de Bielke había advertido ayer mismo al juez sobre el peligro de fuga que conllevaba la liberación del imputado, pero aún así, el magistrado le dio la libertad.

Dado a la expresa violación de la prohibición de salir de la provincia, la fiscal solicitó que se lo declare en rebeldía y se proceda a su inmediata captura y orden de detención a nivel nacional e internacional.

El caso

El pasado 22 de junio, Gimena Bernasar, de 24 años, fue encontrada muerta en el interior de su vivienda en la zona norte de la ciudad de Salta. La joven fue encontrada por su pareja con una soga al cuello, por lo que la principal hipótesis fue la de un suicidio.

Gimena Bernasar

Sin embargo, con el correr de la investigación, la fiscal Verónica Simesen de Bielke descartó esa línea, ya que a pesar de tener una soga al cuello, el cuerpo de la joven se encontraba en una posición que no coincidía, y concluyó que la escena se modificó para simular un suicidio.

Fue entonces que se detuvo a Pedro Pablo Pardo, quien fue la última persona en enviarle un mensaje a la víctima, y que si bien no era allegado, la conocía.




Comentarios