Concejales aprobaron un nuevo marco regulatorio para espacios de entrenamiento públicos y privados.


El Concejo Deliberante aprobó ayer un nuevo marco regulatorio para los gimnasios, públicos y privados, que funcionan en la ciudad de Salta. A partir de ahora, las actividades físicas estarán a cargo de un director técnico, quien deberá poseer título habilitante.

En el caso de las academias de danzas, gimnasios de box, artes marciales y escuelas deportivas en todas sus modalidades tendrán que poseer título emitido por las entidades afines a la actividad.

Se trata de una iniciativa de los concejales ​Ricardo Passarell y Santiago Alurralde luego de que un joven salteño muriera mientras hacía actividad física en el gimnasio del Hotel Alejandro I.

“Lo que buscamos con esta nueva ordenanza es que contemple dos aspectos, el comercial y el deportivo. Apuntamos a todas las disciplinas nuevas. Queremos la capacitación y concientización, y que la persona que vaya al gimnasio tenga la tranquilidad de que el instructor está capacitado“, detalló el concejal Passarell (UCPS).

Los responsables de los locales deberán exigir certificado médico y, si es necesario, llenar un formulario de antecedentes médicos y deportivos, que tendrá carácter de declaración jurada. A los menores de edad se les exigirá autorización del padre, madre o tutor.

Hemos pesnado que las sanciones tienen que ser sociales, a través de becas a chicos de los barrios. Queremos que se haga actividad física a conciencia y con precaución”, expresó el edil respecto a las faltas aplicables a los gimnasios que no cumplan con las normas. 




Comentarios